Fin

Se nota tu ausencia, la siento en mis letras.
Hallé inspiración en tu llegada y más de una vez la arrebaté de tus huidas.
Desaparecieron tus pasos de mi mente, ya no siento tu voz en mi corazón, mi alma solía percibir tu presencia, sin necesidad de escucharte ni de verte, simplemente sentía cuando venías hacia mí... ahora no te veo a más de un par de metros de distancia.

Te grité en más de una ocasión que te fueras sin saber que estaba rogándome a mi misma que te soltara de una vez por todas. Te fuiste de la misma manera en que llegaste, despacio y sin avisar, sutil, silencioso.

Gracias por recoger tu sombra, ahora soy toda luz.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Amores y otras pesadillas

Familia

Esmeralda