Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2016

Lo vano

¿Por qué escribo? vaya  que es difícil responder a esa pegunta... mejor añado otro interrogante: ¿debería tener una razón puntual para hacerlo?
Para mucho el arte es una ventana a lo deseado, es el sitio para desnudarse, el prado dónde correr, los labios con que pueden gritar, el verso que temen recitar, un trozo de Luna, la esencia perfecta; para otros es entretenimiento. Estos suelen quedarse en el rol de espectadores, catalogando, midiendo y juzgando, encasillando y argumentando, intuyendo razones,  enlazando ideas y comprobando hipótesis.

Escribo porque sí, la misma razón aplica si quieres saber por qué bailo, por qué pinto, por qué hago música o por qué respiro.
No existe una razón puntual para explicarte por qué sacio mis necesidades vitales.