Redención.

Casi te creo corazón,
casi me quiebro, faltaba poco para desenredar el ceño y regalarte por puro gusto lo que tanto buscabas.
Casi me pierdo, casi me encuentras, no hubiera sido más que un juego.
Por poco y mucho, ya contaba los pasos y se fugaban los segundos, ya extrañaba las palabras y disfrutaba las historias, ya me proyectaba, ya me desvelaba, ya me asimilaba y hasta me soportaba.
 
Casi te creo corazón,
casi te anhelo, casi te sueño, casi te inhalo, casi te atrapo, casi me fugo, faltaba poco para saborear la libertad.
 
Poca distancia corazón,
poca distancia resumida en un "casi", mil caminos al borde del abismo y vos, vos en el centro del averno.
 
Casi te creo, poca distancia, cerca del borde, un gramo más de coraje y hubiera contado como suicidio, pero casi, y casi es nada aunque para vos hubiese podido ser todo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Amores y otras pesadillas

Familia

Fin